AGRADECIMIENTO LUNES SANTO

por | 26 abril, 2019

Aún con regusto en el paladar por todo cuanto aconteció en el pasado Lunes Santo, como hermano mayor, en nombre propio y en el de toda mi Junta de Gobierno queremos agradecer a todas y cada una de las personas que hicieron posible el perfecto transcurrir de nuestra Cofradía en la calle.

Agradecemos en primer lugar al Consejo Directivo de la Unión de Hermandades de Jerez, de manera especial a Dionisio Díaz – su Presidente-, a Juan Manuel Moreno Bonilla –Presidente de la Junta de Andalucía- y a Mamen Sánchez Díaz –Alcaldesa de Jerez- su presencia y apoyo en momentos clave de nuestra Estación de Penitencia, como la entrada en la Carrera Oficial o la llegada a la Plaza de la Asunción.

Agradecemos a nuestro Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo, Don José Mazuelos, y al Mayordomo de la Santa Iglesia Catedral, Don Manuel Lozano, su excelente recepción en el primer templo. Ver al Señor de la Sed en las naves catedralicias fue sin lugar a dudas un momento que quedará grabado para siempre en nuestras retinas.

Agradecemos a nuestras queridas hermandades del Nazareno y del Perdón su recepción por sus respectivas sedes canónicas, especialmente a esta última Corporación por su plena disposición para nuestra Hermandad en tanto al avituallamiento que se nos fue ofrecido. También queremos destacar la presencia en nuestro cortejo de la Hermandad de la Sed de Sevilla, en este año tan importante para nosotros. Muchas gracias por haber formado parte del mismo.

Agradecemos a Upace Sur su presencia tanto el Viernes de Dolores en nuestra Parroquia como en la salida el pasado Lunes Santo. Niños y mayores que vimos crecer en nuestros inicios cuando realizábamos la salida desde su sede y que ayer estuvieron presentes. Mil gracias por asistir.

Agradecemos a todo el Jerez Cofrade que pudo contemplar a la Hermandad en su discurrir por las calles, por sus continuas muestras de apoyo y cariño para con nosotros, por sus ánimos y buenos deseos en todo momento. Y en especial hacemos hincapié en todos los niños y ancianos que tuvieron explícitamente la Bendición del Santísimo Cristo de la Sed.

Agradecemos a la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder su entrega y compromiso incondicional con la Cofradía desde la primera nota musical que ofrecieron. Hicisteis historia junto a nuestra Hermandad de la mejor forma posible. Jamás olvidaremos la entrada en Carrera Oficial del Santísimo Cristo de la Sed a los sones del “Canticorum Jubilo”, oratorio que con creces se ha convertido en un Himno para nuestra Corporación. Lo bordasteis.

Agradecemos al equipo de Capataces, comandado por Alberto Millán, y a todos los costaleros del Señor su saber estar y su trabajo fiel y devocional que durante el recorrido pudimos contemplar. Indudablemente son miembros de la Cofradía que resultan indispensables para nuestro buen transcurrir. Enhorabuena por cómo fue nuestro amantísimo titular desde su salida hasta su entrada.

Agradecemos a todos los nazarenos que realizaron la Estación de Penitencia de manera ejemplar, con un comportamiento excelente, sin aspavientos, y manteniendo el tipo durante las nueve horas de recorrido, así como a todos los monaguillos que también dieron ejemplo de sabiduría, de ilusión y de entrega hacia su Hermandad. “Dejad que los niños se acerquen a mí”… Vosotros sois nuestra pasión y nuestro futuro.

Y finalmente agradecemos la encomiable y ardua labor que realizó durante toda la Estación de Penitencia la Dirección de Cofradía. Desde el Diputado de Cruz hasta el Director de Cofradía, puesto que hicieron posible el magnífico discurrir de la Corporación. Y a los numerosos auxiliares que en todo momento velaron por la seguridad, hidratación y buen estar de todos los miembros de la Hermandad. Trabajo a la sombra que queremos destacar especialmente ya que sin ellos, todo cuanto aconteció hubiera sido mucho más complejo.

Gracias a todos por hacerlo posible. Todo Jerez se llenó de “Él”.

Gracias Jerez por vuestra acogida.

¡GRACIAS HERMANOS Y A SEGUIR CRECIENDO EN LA FE Y EN NUESTRA HERMANDAD!